Una cosa es entronizar los colores del año y otra bien diferente es cómo combinarlos. La diseñadora Cecilie Manz reconoce que odia escoger un solo color, “porque al menos necesitas dos para crear tensión”. El año empezó con el ultravioleta (el color 2018 según Pantone) pero ha ido derivando a lo largo de los meses a colores más suaves. La Naturaleza se revela, una vez más, como una fuente inagotable de inspiración. Pero no solo de colores terrosos o verdosos se puede alimentar nuestra casa, ni nuestra alma.

En el arte de combinar colores, los diseñadores Scholten & Baijings son unos auténticos maestros. Los holandeses llevan más de una década trabajando con una base cromática suave y añadiendo una nota de color que hace que el conjunto brille sin resultar cargante. “Todo empezó con las mantas que diseñamos para Hay en 2005 –nos cuenta Carole Baijings–. Fue la primera vez que fuimos conscientes de que empleábamos el color por una razón”.



Y es que una cosa son las tendencias y otra es la realidad. Una cosa son las ferias y la otra es nuestra casa. A diferencia de la moda, donde “lo que se lleva” puede dejar de llevarse en cuestión de meses o incluso de semanas, en decoración, las tendencias tienen un recorrido más largo, y aunque cabe aplicar el criterio del corazón, no está de más combinarlo con unas gotas de razón y dar, de esta manera, con el equilibrio perfecto.

¿Y qué pasa con el blanco? A pesar de no encabezar ninguna lista de tendencias, el blanco sigue siendo un valor seguro. Es el color que más incrementa la sensación de luz en casa y el que hace que percibamos los espacios más grandes de lo que son. Pero no es la única opción y los especialistas nos están abriendo los ojos en este sentido. El blanco, combinado con otros colores, puede aumentar la sensación de profundidad. Una vez más, combinar es la mejor solución.

©









BookVIP WW


Loading...
Romwe DE, US
DHgate WW