Cuando nació Bosco mucha gente me preguntaba por su habitación, en mi caso no decoré una habitación como tal porque la tenía todas ocupadas y realmente no la necesitaba. Lo que si hice es una zona de cambiador que ha ido evolucionando con él y sus necesidades. Hace unos días la actualicé y tuve la oportunidad de hacer unas fotos que quizás a las nuevas mamás os venga bien o podáis coger alguna idea.
El mobiliario es el mismo que tengo, una cómoda de Ikea donde guardamos todos sus enseres de higiene como pañales, cremas, baberos, colonias…. el segundo cajón es el de los bodies y pijamas y por último en el tercer cajón guardo los textiles de hogar de Bosco, sábanas, bajeras, muselinas, mantas… etc.
En la parte que si se ve tengo el cambiador, una cesta para tener todo a mano y las toallitas. La decoración la he reservado para la balda que está encima de la cómoda, una pieza antigua  que compré de segunda mano de estilo mediterráneo y unas fotos de este último año de Bosco que le da el toque personal al rincón. 
En esta ocasión he querido irme a la tendencia natural y darle un toque “menos bebé” y más niño, con colores mas fuertes pero sin olvidar la esencia de lo que es tener un bebé en casa. El resultado como podéis ver es un rincón muy acogedor en el que además de lo estético reina lo funcional. ¡Espero que os guste!

©











Loading...