Si estás en busca de un nuevo hobbie o simplemente te gusta todo lo relacionado con el jardín y las plantas, ten por seguro que esto te va a interesar y jamás querrás volver a desperdiciar estos alimentos, pues todos tienen una segunda vida.

Vas a comenzar a amar las ensaladas, pues con todas estas opciones para que cultives tú misma, el comer saludable ya no será algo complicado para ti, y lo mejor de todo es que puedes hacer esto desde la comodidad de tu hogar y en tus tiempos libres.

1. Albahaca

Albaca en recipientes con agua

El albacar, albahaca o albaca se utiliza como remedio natural para muchas cosas y la verdad es que es muy efectivo. Lo único que debes hacer para propagar el crecimiento de esta planta es tomar algunas hojas con tallo y colocarlas en un vaso con agua y ponerlo en la luz del sol; después de varios días comenzará el crecimiento de la raíz y cuando sea fuerte lo pasarás a una maceta.

2. Cebollas

Cosechar cebolla en casa

Las puedes hacer crecer nuevamente utilizando el tallo blanco que muchas traen cuando compras. Lo que harás es llenar de agua un frasco de vidrio y colocar dichos tallos; busca un lugar iluminado en tu hogar y con el paso de los días verás como brotan hojas verdes y va creciendo su raíz.

3. Apio y lechuga romana

Cultivar apio en casa

Al igual que las cebollas, debes cuidar la parte del tallo donde nacen todas las hojas de la lechuga o donde inicia el crecimiento de los tallos del apio. Puedes colocarlas en un recipiente con agua, como con la cebolla, o plantarlas directamente en la tierra; aunque en esta última opción lo mejor es que las riegues con exceso durante la primer semana.

4. Papas

Cultivar papas en casa

Muchas veces le hacemos el feo a esas papas que tienen como “ojitos”, pero son ésas las que nos permitirán tener más de ellas, pues lo que debemos hacer es cortar trozos de estas intentando que cada uno tenga un “ojo”, ponerlos en agua y alejarlos de la luz del sol. Después de algunos días coloca la planta con el “ojito” hacia arriba a 20 centímetros de profundidad y verás que pronto podrás cocinar con papas cultivadas de tu jardín.

5. Ajos

Cultivar ajos en casa

Lo único que necesitas es un ajo, un recipiente y un poco de tierra lista para macetas; colocarás el diente junto con la tierra en el recipiente, la regarás un poco y con luz del sol verás en pocos días como va creciendo.

6. Zanahorias

Cultivar zanahorias

Deberás conservar la parte del “ombligo” de la zanahoria, y el lado contrario deberá estar cortado de manera recta para que puedas colocarlo sin problema en una superficie con agua en que al paso de los días verás que comienza el crecimiento de hojas y en un futuro nuevas zanahorias.

7. Setas

Setas en tabla de madera

Este es uno de los mayores retos a los que te enfrentarás, pues se dice que es de los vegetales más difíciles de hacer crecer, por lo que es recomendable adaptar un lugar oscuro y húmedo, donde se filtre algo de luz natural y esta haga todo su trabajo. Debes colocar el tallo en la parte de la tierra y eliminar su cabeza, y con los días sabrás si tuviste éxito.

8. Piña

Cultivar piña en casa

Si eres amante de esta fruta déjame decirte que estás de suerte, pues la puedes cultivar en tu hogar. Lo único que debes hacer es elegir una piña no tan madura y cortarle la corona, colócala en un recipiente con agua, vigila diariamente su nivel de hidratación de forma que notes el crecimiento de cierta raíz y, conforme pasen las semanas, solo tendrás que rociarla con agua y mas tarde podrás trasplantarla a una maceta con tierra.

9. Tomate

Cultivar tomate en casa

Es de las verduras más fáciles de propagar pues lo único que necesitas es tomar las semillas de un tomate que vayas a utilizar y pasarlas a recipientes con tierra preparada para sembrar, regar con frecuencia durante las primeras semanas y, una vez que notes los tallos de crecimiento, podrás ponerlos en tierra. Asegúrate que reciban suficiente luz y agua.

10. Repollo

Cultivar repollo en casa

Cuida de no dañar con el cuchillo el fondo del repollo, pues es lo que utilizarás para hacer que crezcan otros nuevos. Una vez que lo tengas lo colocarás en un recipiente con un poco de agua y debes permitir que la luz del sol le dé durante el día; con los días comenzarás a ver nuevas hojas y posteriormente el nacimiento de una raíz por la parte inferior que da entre el recipiente y el fondo del repollo, lo que indicará que puedes pasarlo a la tierra.

11. Aguacate

Cultivar aguacate en casa

El aguacate es la fruta de los dioses y en caso de que ames el guacamole debes intentar tener tu propio huerto de aguacates, de forma que lo único que debes de hacer es tomar el hueso, lavarlo solo con agua, clavar 4 palillos de dientes formando una cruz, un soporte para que puedas colocarlo en un recipiente con agua y que no se hunda. Conforme pase el tiempo verás el nacimiento de la raíz y lo podrás traspasar a la tierra para que crezca el árbol.

12. Menta

Cultivar menta en casa

Propagar la menta es muy parecido que con el albaca, pues solo necesitas algunas hojas con tallo, colocarlas en un vaso con agua y una vez que haya comenzado a crecer la raíz puedes traspasarlas a una maceta con tierra.

13. Aloe vera

Cultivar áloe vera en casa

Tal vez aún no lo sepas pero el áloe vera tiene muchos beneficios, más aún si es 100 por ciento natural, así que si tienes una planta de áloe vera en tu casa para que ahora tengas más de una lo que debes hacer es sacar los hijuelos que tenga y pasarlos a una maceta nueva con tierra preparada, y verás que con cuidados mínimos tendrás pronto otra hermosa planta en tu hogar.

©









BookVIP WW


Loading...
Rosegal WW