A veces, cuando vemos películas en las que ocurren crímenes nos es inevitable pensar, y algunas veces hasta planear, el crimen perfecto. Sin embargo, sabemos que no somos delincuentes y que jamás podríamos prestarnos a una situación tan mala. Aunque el sueño queda ahí como la más extraña fantasía, hay quienes sí han realizado un buen crimen

Pero no hay que malinterpretar, no hablamos de asesinatos sino de personas, niños y animales a los que, por poco, sorprendieron con las manos en la masa… o la comida.

1. El bebé tuvo la culpa

Personas que casi cometen un crimen perfecto

Esto sucede cuando haces algo muy malo, pero se supone que tú eres “el adulto responsable”. No había hecho el aseo en casa y culpó al bebé de todo el desastre.

2. Él es el culpable del estrés que tiene el vecino

Personas que casi cometen un crimen perfecto

Mi vecino se quejaba de que se escuchaban constantes ruidos en su techo. Hoy he descubierto al que provoca su sufrimiento y creo que también notó que le tomé una fotografía.

3. Alguien no está contento con las reglas

Personas que casi cometen un crimen perfecto

Pensó que nadie lo vería, pero siempre hay un curioso que está dispuesto a exhibir a quienes desafían la autoridad.

4. Un crimen casi perfecto

Personas que casi cometen un crimen perfecto

Ayer una rueda con discos de aleación ligera fue robada de mi auto y en su lugar me colocaron esta. No noté la diferencia de inmediato porque la pintaron muy bien.

5. Al menos estos padres tomaron muy bien la broma

Personas que casi cometen un crimen perfecto

Los niños decidieron darle su propio toque final a la pintura recién terminada. En lugar de molestarnos, hicimos un lindo recuerdo. Por cierto, notamos el dibujo una semana después.

6. Es un perro bastante listo

Personas que casi cometen un crimen perfecto

El perro finge ser cariñoso y amable, pero una vez que traspasas la reja se convierte en Satán.

7. Los gatos no siempre tienen la culpa

Personas que casi cometen un crimen perfecto

Pensé que los platos de la mesa habían sido tirados al suelo por el gato, hasta que un día llegué a casa un poco antes de lo normal y descubrí al perro junto a la estufa.

8. Su cara lo dice todo

Personas que casi cometen un crimen perfecto

Resulta que por las noches a mi gato le gustaba hacerse un SPA en el lavabo del baño. Obviamente no se esperaba que lo atrapara con las manos en la masa. Su rostro de asombro lo es todo.

9. Al menos ella logró que nadie la descubriera

Personas que casi cometen un crimen perfecto

La abuela no supo que no pasé la noche en casa. ¡Gracias, hermana!

10. El perro es más fotogénico

Personas que casi cometen un crimen perfecto

Quería reemplazar secretamente todas las fotos de la casa con las de mi perro. Mi mamá se dio cuenta, pero decidió dejarlo pasar. Dijo que Dixie era más fotogénico que yo.

11. La bebé más lista del mundo

Personas que casi cometen un crimen perfecto

Mi hija decidió que escondiéndose en el refrigerador podría comer todos los dulces que quisiera; nunca pensó que se quedaría atrapada y que la captaría cometiendo el delito.

12. Al menos su esposo tiene ingenio

Personas que casi cometen un crimen perfecto

Mi esposo me dijo que repararía el lavabo, nunca me dijo cómo lo haría y jamás pensó que no me daría cuenta de que esto no funciona a la perfección.

©






 

SUBSCRIBE:  DIY & Craft feed | Home & Garden feed Fashion & Style feed

 

Related Post: