10 Reglas de higiene para mantener la salud de tu zona íntima

La ropa interior es parte fundamental para mantener la salud de tu zona íntima, desde el material con el que está hecha hasta el modo en que la lavas.

Estas son 10 reglas de oro que debes seguir para tener una zona íntima saludable y evitar muchas idas al ginecólogo. Siempre es mejor prevenir que lamentar.

1. Utiliza ropa interior de algodón

Tips para mantener una buena higiene en la zona íntima

La vulva es un área sensible y delicada que necesita ser tratada con gentileza y el algodón es la tela por excelencia. Al ser un material absorbente y poroso, deja respirar tu piel y evita la humedad, lo que disminuye las infecciones.

2. Cambia de ropa interior todos los días

Tips para mantener una buena higiene en la zona íntima

Parece mentira pero hay mujeres que no siguen esta indicación porque al haber días en los que no hay ningún tipo de flujo consideran que la ropa aún está limpia. ¡Esto es un gran NO! Incluso es válido cambiarla más de una vez al día dependiendo de tu flujo o si tienes una infección.

3. Duerme al aire libre

Mujer rubia sentada bebiendo una taza de café

Si estás bien de salud puedes pasar por alto este tip ya que no hará ninguna diferencia si duermes o no con ropa interior, se trata más de una preferencia personal. En cambio, si tienes una infección, además puedes optar por dormir sin bragas para que no se acumule humedad.

4. Elige pantaletas adecuadas para tu rutina de ejercicio

Mujer con ropa deportiva

Si eres una chica fitness necesitas prendas que absorban el sudor, dejen respirar tu piel, no te aprieten y sean suaves al contacto con tu cuerpo, pues con tanto movimiento durante el ejercicio es normal rozarte un poco.

5. Dile adiós al mito de las tangas

Tips para mantener una buena higiene en la zona íntima

Desde siempre hemos asumido que las tangas son malas para nuestra salud, pero estudios revelaron que en realidad este tipo de ropa no afecta el pH, el microclima de la piel ni la flora vaginal.

6. Lava tu ropa con jabón hipoalergénico

Mujer con look vintage lavando ropa

Cualquier jabón perfumado puede irritar tu piel a la hora de bañarte, lo mismo pasa cuando lavas tus pantaletas, ya que están en contacto con la piel más sensible de tu cuerpo y lavarlas con el jabón incorrecto puede causar irritación, comezón y reacciones alérgicas.

7. No la mezcles con otra ropa

Mujer rubia en una lavandería lavando su ropa sucia

Si tienes algún familiar o roomie con infección, lo mejor es que laven su ropa interior por separado para evitar el contagio. Incluso si las blusas o pantalones han estado en contacto con alguna clase de fluido corporal (vómito, orina, sangre, etc.), deberás echar a la lavadora cargas diferentes.

8. Compra ropa interior nueva cada año

Mujer en la calle con bolsas de shopping

Puede parecerte excesivo y costoso, pero de acuerdo con un estudio la ropa interior limpia almacena miles de bacterias que, irónicamente, llegan a ella gracias a la lavadora. Por eso también es importante que laves regularmente tu electrodoméstico con una mezcla de agua caliente y cloro.

9. No la dejes secar en la regadera

Mujer cepillándose el cabello mojado

Muchas mujeres lavan sus panties en la regadera y las dejan secar ahí mismo, esta práctica eleva el riesgo de contraer infecciones vaginales por hongos o candidiasis debido al exceso de humedad que hay en el baño. Lo mejor es secarla al sol, pero si la vas a dejar secar dentro de la casa extiéndela bien y asegúrate de que haya ventilación suficiente en la habitación.

10. Tu ropa interior afecta tu estado de ánimo

Chica con gorra anaranjada sentada en la calle sonriendo

No subestimes el poder que la ropa interior tiene en tu ánimo solo porque nadie puede verla. Un estudio publicado en la revista ShopSmart en el 2011 aseguró que el 47 por ciento de las mujeres se sienten sexis y seguras de sí mismas cuando utilizan pantaletas bonitas. ¡Arriba ese ánimo!

©






Loading...